Rudecindo Vega, presidente de Sedapal.

0
295

#PepitasPolíticas
20 de marzo, 2017

MECIDAS DE RUDECINDO: La semana pasada fue terrible para la población limeña. El desabastecimiento de agua por cinco días debido a los huaicos, creó desesperación y angustia. Y, Sedapal, se limitó a emitir comunicados confusos, que indicaban fecha y hora de retorno del agua que no se cumplieron. Rudecindo Vega, presidente de esta institución, como fiel seguidor de su jefe Toledo, al que sirvió como ministro de Estado, cínico declaraba, que tengamos paciencia y que muy pronto se solucionaría. Hasta hoy, no se termina de restablecer el servicio del líquido elemento en la capital. ¿Para esto le pagamos 25 mil soles a este funcionario? Si no puede solucionar la crisis, debe renunciar.

EMERGENCIA Y EJÉRCITO: La respuesta del Gobierno ante el desastre por lluvias y huaicos, en 20 regiones del país, ha sido tardía. Saludamos que se hayan puesto las pilas y hayan reaccionado, pero calculamos que no será suficiente para solucionar esta catástrofe que aún tiene para rato. Debería declararse el Estado de Emergencia para agilizar las cosas y deben entrar con todo las Fuerzas Armadas. Es una guerra contra el clima. Los que están preparados para actuar en estas circunstancias y distribuir la logística, en forma eficiente y ordenada, es el Ejército. ¿Presidente PPK qué espera para tomar esta decisión? ¿Que el huaico llegue hasta su casa en San Isidro, para reaccionar?

ALIVIADA RENUNCIA: La salida de las filas apristas del exministro de Transportes, Enrique Cornejo, mediante su renuncia, tendría un objetivo claro. Cornejo, se libra de la disciplina aprista y puede defenderse a plenitud en el caso Odebrecht. Incluso, emplazaría al expresidente García y toda la verdad saldría a la luz. Sin ser adivinos, ya nos imaginamos que el gran perdedor – por las evidencias que hay de este caso de corrupción – es el hombre para quien “la plata llega sola”.

TESTARUDO: El funcionario de la municipalidad de Lima, José Luis Justiniano, gerente de infraestructura víal de EMAPE, es un testarudo. Afirmar que “el puente Solidaridad no se ha caído sino que se ha desplomado”, es falta de respeto para la población. Este puente fue mal diseñado y mal construido por eso se derrumbó antes de lo previsto. El puente Balta data de 1869 y aún sigue en pie. Así que no existe justificación que valga. Con esto, se reafirma la frase “Roba pero hace obra”, por la que Castañeda saca pecho.

FUNDACIÓN AÑAÑOS EN ACCIÓN: Los terribles desastres ocurridos en la zona norte del país han dejado miles de damnificados. Con gran espíritu de solidaridad y sensibilidad social, la Fundación Añaños repartió en estos días, grandes cantidades de agua mineral en las zonas de Tumbes, Piura y Lambayeque, para aliviar en algo la desgracia que viven nuestros hermanos del norte del Perú. ¡Felicitaciones!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here