PATRICIA CHIRINOS, ALCALDESA DE LA PERLA, RENUNCIO A CHIMPUM CALLAO. EL DESPLOME TOTAL.

0
142

Los hechos confirman que con Alex Kouri, condenado a cinco años de prisión, y la prisión preventiva por 18 meses a Félix Moreno estamos asistiendo al ocaso definitivo del “movimiento” chimpum, “Movimiento” que, entre 1996-2006, controlo la provincia del Callao y, del 2007 hasta hace poco, se apodero de casi toda la región. Su jefe y fundador: Alex Kouri.

La imposibilidad de que el vicepresidente Walter Mori, que le correspondería, pueda suceder a Moreno como gobernador regional; el congelamiento de las cuentas del gobierno regional; y la renuncia, el sábado 15 de abril, de Patricia Chirinos, alcaldesa de La Perla, a chimpum, son hechos que muestran el desplome de esta organización.

A estos hechos hay que sumar la evidente traición de Víctor Albrecht a Félix Moreno y chimpum. Así es: el lunes 10 de abril, en una conferencia de prensa, dijo: “No tengo amistad ni tuve relación laboral con Félix Moreno” (http://peru21.pe/…/victor-albrecht-no-tengo-amistad-ni-tuve…).

Con esas palabras el congresista Albrecht negó lo innegable, es decir, mintió sobre su amistad y relación laboral con Moreno. En efecto, el fue fue gerente de Limpieza Publica en la gestión de Moreno en la Municipalidad del Callao (2007-2010) (http://rpp.pe/…/video-victor-albrecht-jamas-tuve-vinculo-la…). Lo negó con una mentira monumental. Mintió con alevosía, premeditación y ventaja.

Es vox populi no solo que Albercht perteneció a chimpum y trabajo en la gestión de Moreno sino también que esta organización -según varios testimonios- le habría financiado la campaña al congreso en Fuerza Popular. Ergo: su misión habría sido dar protección política a sus jefes: Kouri y Moreno. Esa es, sin duda, una factura que queda pendiente.

El desplome es, pues, total. Los “jefes”, el primero y el segundo están presos, el vice -sin ser jefe- no puede asumir el gobierno regional, el congresista Albrecht les traiciono pese a ser -según muchos- el preferido de Alex Kouri y, por ultimo, la alcaldesa Patricia Chirinos renuncio a chimpum (http://diariocorreo.pe/politica/la-perla-alcaldesa-patricia-chirinos-renuncio-a-chim-pum-callao-743709/), otrora miembro de la nomenclatura de confianza.

Y todavía muchos faltan caer: personas del entorno de Moreno, funcionarios y consejeros que apoyaron todas las presuntas tropelías o saqueos al erario regional. Y otras actividades delictivas (usurpación y venta de terrenos, extorsión a obras y ajuste de cuentas por “cupos” de las obras de construcción civil, etc). El desplome seguirá.

¿Y su principal base social, las bandas y las familias de los barrios? En medio de este cuadro desolador -según una fuente confiable- “ya muchos de ellos han migrado”. ¿A donde están migrando? Se están reubicando en una “nueva” fuerza “política”, con apoyo del narcotráfico, que esta emergiendo para las próximas elecciones con grandes posibilidades de ganar.

A jefes caídos, nuevos jefes. Así es la vida. Para ellos, lo único que les interesa es, pero ya no como antes de diciembre del 2015, el cobro de “cupos” por la colocación de cocaína en los contenedores. Esa es su principal fuente de dinero. Por eso, continúan los ajustes de cuentas, también sin la dimensión anterior, por “negocio” o por disputa de territorio. O por cualquier otra motivación.

Ese es el único “negocio” incólume. Efectivamente, a contrapelo del desplome de chimpum y la “recesión” de las extorsiones a las obras de construcción civil, el tráfico ilícito de toneladas de cocaína continua saliendo, sin ningún problema ni control ni control, por el puerto del Callao rumbo a Europa y Asia. Las bandas de los barrios, por su lado, colocaran lo poco que hay.

¿Como esta saliendo, entonces, las toneladas de cocaína por el puerto sin la masiva participación de las bandas de los barrios post “Caracol”? Todo indicaría que existiría un sistema institucionalizado que favorece y facilita ese proceso. Un sistema que involucraría a diversas instituciones, publicas y privadas. No hay otra explicación.

Pero este sistema (que involucraría desde policías, empresas de logística y estibadores, trabajadores de Aduanas y Sunat, trabajadores de las empresas que operan el puerto) necesita del poder político regional. Esa es una pieza muy importante para ese sistema que el narcotráfico necesita. Sin ese factor ese sistema estaría incompleto.

Por eso, ante el desplome de chimpum, que organizo al lumpen delincuente para “regenerarlos” y que -posteriormente- se dedicaron a colocar cocaína en los contenedores y se enfrascaron en una guerra por los “cupos” de la cocaína, el narcotráfico necesita de una organización “política” para hacerse del poder político regional y cubrir el vació dejado por este.

En ese escenario se produce la renuncia de Patricia Chirinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here