¿PARA QUÉ SE REÚNEN KEIKO Y KUCZYNSKI?

0
143

Keiko Fujimori sorprendió esta semana al solicitar una cita con el presidente, según ella, para “revertir la situación en la que nos encontramos” en temas de reconstrucción nacional, corrupción, seguridad, empleo y desaceleración económica, es decir, sin ninguna novedad. El plato fuerte de la reunión, que pudo haber sido el indulto al reo Alberto Fujimori, ya fue descartado de plano por el congresista Luis Galarreta y desde el gobierno por el premier Fernando Zavala.

Pero de ¿qué tienen que conversar Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski? ¿Qué es lo que no se hayan dicho ambos en la reunión de diciembre del año pasado junto al cardenal Juan Luis Cipriani que se prestó de mediador? Salvo el replanteo de sus intereses particulares, no se rescató aquella vez nada importante para el Perú. Nos queda la impresión de que ambos poderosos se reunieron solamente para tomarse la foto.

La memoria no nos puede fallar en tan corto tiempo. En diciembre del año pasado PPK concluyó con respecto al encuentro de aquella fecha: “Nos hemos centrado en los temas del presente y del futuro”. ¿Pero qué temas? ¿Y cuál fue la propuesta para el futuro? No los conocemos.

Sin embargo, luego del “saludo a la bandera” en que quedó reducida esa reunión, prosiguió la rutina parlamentaria de arrinconar al Gobierno y la costumbre de este de ponerse cabes a sí mismo.

La salida a “la situación en la que nos encontramos” (como dice Keiko en su carta a PPK) no va a llegar con las conversaciones entre los dos, bien cómodos sentados en una sala mientras la calle arde con una huelga de médicos que amenaza la salud de toda la población, solo por mencionar un ejemplo.

PPK debe de ser más dinámico, tiene que desperezarse. Sabemos que es un adulto mayor y su despliegue físico es, por tanto, limitado. Pero tampoco tiene que ir saltando de un lado a otro, pues para eso están sus operadores políticos que deben ser sus ministros y principales funcionarios.

Ahora bien, ya planteada la reunión para este martes 11 a las 4:00 de la tarde, nos toca ser vigilantes de esa pequeña cumbre. Lo ideal es que en el encuentro se llegue a objetivos concretos, se arme allí una agenda común y se haga un seguimiento a todo lo acordado. Esto con la finalidad de que la cita sea realmente productiva, pues el país no está para que la gente pierda su tiempo.

Por eso mismo, no es de muy buen augurio que lo planteado en la reunión pase luego al Acuerdo Nacional, donde están expresadas todas las fuerzas políticas y sociales, como ya lo adelantó Kuczynski, pues ¿qué políticas efectivas han salido alguna vez del Acuerdo Nacional?

Pero si todo sale bien, un encuentro entre las cabezas de los poderes Ejecutivo y, en la práctica, del Legislativo debería servir para poner fin al “ruido” político, abrir un camino de trabajo conjunto que privilegie los temas de interés nacional y desenmarañar la relación entre el Gobierno y la bancada de oposición con el objetivo de sacar adelante leyes y proyectos para el desarrollo que se han quedado truncos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here