INDULTO O CENSURA: LA AMENAZA NARANJA

0
255

La tregua que Fuerza Popular cedió generosamente al Gobierno por una situación de emergencia acabó hace unas semanas junto con el ciclo del ‘Niño Costero’. Ahora que cesaron las lluvias e inundaciones, y la población reanuda poco a poco sus actividades naturales, vuelve el fujimorismo recargado en su papel de crítico destructivo para llevar contra las cuerdas a Pedro Pablo Kuczynski y sus ministros.

Los desbordes de los ríos Rímac y Huaycoloro obligaron al Congreso a suspender la interpelación al ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, proyectada para el 16 de marzo pasado. Vizcarra iba a responder a los congresis-tas un pliego interpelatorio de 82 preguntas que trataban en su mayoría sobre la cuestionada adenda suscrita entre el Estado y el Consorcio KunturWasi para las obras en el aeropuerto internacional de Chinchero.

Dos meses después, la mayoría parlamentaria ha estimado conveniente volver a citar a Vizcarra por aquello que dejó pendiente, y el ministro, que es también primer vicepresidente tendrá que someterse al interrogatorio el próximo jueves 18 y esperar si su caso termina o no en una censura. La vez pasada a Vizcarra lo salvó el Niño Costero, pero una suerte como esa no se repite dos veces.

Pero la puntería no está afinada solamente en Vizcarra, el fujimorismo se ha empeñado en someter también a la interpelación y sin parar hasta la censura al titular del Interior, Carlos Basombrío, para que explique sobre la inseguridad ciudadana y sobre todo acerca de la marcha que el Movadef realizó el 1 de mayo cometiendo una supuesta apología a Sendero Luminoso en las narices de la Policía Nacional.

Es cierto que la interpelación constituye un derecho del Parlamento y corresponde a los ministros acudir y responder, pero interpelar al ministro Martín Vizcarra y ahí nomás al ministro Basombrío no demuestra ciertamente una vocación fiscalizadora, sino más bien una obsesión política. Podríamos afirmar que el fujimorismo busca a propósito la confrontación con el Gobierno para arrinconarlo hasta que este saque el indulto humanitario a favor del reoAlberto Fujimori.

Por su parte, Basombrío espera confiado la interpelación porque lleva bajo el brazo una carpeta con sus logros en materia de seguridad ciudadana que es aceptable, pues de acuerdo con el INEI la victimización ciudadana ha disminuido de 30% a 26% y la tasa de extorsiones de 15% a 9.1%.Pero poco le servirán lascifras, puesto que el fujimorismo no razona cuando interpela. Recordemos que Jaime Saavedra,del sector Educación,llegó a su cita con el Parlamento en noviembre del año pasado con un logro más valioso: el haber mejorado los resultados de la prueba PISA, pero igual fue censurado sin benevolencia.

Complicado el panorama. El fenómeno climatológico del Niño Costero ya pasó. La temperatura de las aguas del mar descendieron hasta los niveles regulares, pero la temperatura política se mantiene alta hasta lo febril y los nubarrones pronostican fuertes temporales con dirección a Palacio de Gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here