EL DIÁLOGO, EL MEJOR CAMINO PARA SALIR DE LA HUELGA

0
113

La Salud y la Educación son los pilares fundamentales de toda sociedad y, sobre todo, de aquella que marcha rumbo al desarrollo. Si el Perú quiere mejorar, progresar, ganar una buena posición en el Reporte de Competitividad Global y aspirar a ser miembro de la OCDE –como se lo ha propuesto para el Bicentenario,el gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski tiene que solucionar los problemas que afectan a estos rubros y que son fácilmente detectables, pues las demandas la enfatizan,desde hace algunas semanas en las calles, los médicos y profesores que se declararon en huelga nacional.

Luego de 37 días de protestas, la huelga de médicos en todo el Perú llegó a su fin el último miércoles con la firma de un acta de acuerdos y compromisos que adoptaránel Ministerio de Salud y la Federación Médica Peruana (FMP). Los profesionales vuelven a la alta responsabilidad que exige el trabajo de salvar vidas humanas, pero estarán vigilantes que el gobierno mejore la salud pública tan venida a menos.

Lo que ahora tiene considerar es que para cumplir con su palabra deberá dotar al sector Salud de mayor presupuesto para el año 2018. Solo esto permitirá y garantizará hacer efectiva la promesa de honrar la deuda del Sistema Integrado de Salud (SIS), que se ha acumulado desde el año 2009 hasta llegar a más de 600 millones de soles. También deberá asegurar la compra y abastecimiento de medicamentos, insumos y equipos médicos para los establecimientos de salud a nivel nacional y que actualmente dan pena por su estado de abandono.Entre otras cosas, el Estado tendrá que cumplir también con elevar la escala salarial de los médicos, como se ha comprometido.

El pliego de reclamos de los médicos de todo el país fue atendido por el Poder Ejecutivo arrinconado y obligado a pactar por la magnitud de la huelga y la energía de los médicos. De paso se comprobó,una vez más,el aforismo popular de que sin luchas no hay victorias.

Pero el Ejecutivo y el presidente Kuczynskino deben sentirse perdedores por esta pulseada en la que le sacó ventaja la Federación de Médicos del Perú. Las demandas de los médicos recogíanen gran medida el clamor del pueblo, por lo que el Ejecutivo –si aprende al menos un poco de marketing político– podría convertir estos reclamos en oportunidades y generar empatía con la gente que encuentre en un mediano plazo hospitales bien equipados y mejores servicios de salud.

Del mismo modo, el Gobierno tiene que llegar a un acuerdo con los profesores que mantienen una huelga que va dejando sin clases a un millón de escolares.La educación está en quiebra desde hace varios años y esa condición debe remontarse urgentemente, al margen del color político que se le haya impregnado a las marchas del gremio que comenzaron en el sur del Perú y se realizan ahora en el centro de Lima.

PPK dio un paso adelante al reunirse el jueves con algunos dirigentes, pero estos no eran precisamente los representantes de todas las bases. El presidente no debe tener miedo al diálogo y buscar a los verdaderos líderes de los profesores para llegar con ellos a un acuerdo dedonde salga favorecida la niñez con una mejor educación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here