ALDO EL NIÑO GOYITO

0
269

Gracioso Aldo Mariátegui, al titular en su columna de hoy en Perú 21 “¡AMO A GOYO!”. Mariátegui con gran desparpajo se burla de Goyo Santos, al decir que es su héroe, por impedir que Verónika Mendoza pase a segunda vuelta con su 4% electoral. Para ‘Aldito’, esta vez Goyo no es terruco, un poco más y lo cataloga como su dios. Y el monumento que dice merecer Goyo, debería ponerlo al lado de su ancestro José Carlos Mariátegui.

Despectivamente trata de desconocer el triunfo de Verónika Mendoza en el sur del país, si él no lo ha visto, entonces debe estar ciego, o está pasando a formar parte del “electarado” como llama al pueblo peruano (¡primicia chocherita!).

Dice también que los ayacuchanos son la gente más rara del Perú porque votan masivamente por la izquierda. A la que no deberían ni soportarla por todo el sufrimiento que les hizo pasar Sendero Luminoso, sin querer darse cuenta macartistamente que la izquierda siempre se enfrentó a SL aún a costa de la vida de sus militantes.

Se quiere lavar las manos ‘Aldito’, tira la pelota para otro lado, preguntándose  si alguien fue tan ingenuo de creer que los rojos no iban a tener una votación importante otra vez. Sin reparar que en cada comentario, el mismo afirmaba que la izquierda no iba a pasar del 2% en votación. Hay que tener sangre en la cara y reconocer los errores.

Raja de Levitsky por hacer análisis realistas de la política nacional, siendo americano. Al menos tiene dignidad y no sesga sus comentarios seducido por el resplandor económico de las mineras como lo hacen muchos que están al servicio de la concentración de medios.

Es de mal gusto afirmar que los que votaron por el Frente Amplio son parte del “electarado”, que se han dejado impresionar por una cusqueña que habla quechua, faltándole el respeto al pueblo peruano que abriga un hondo sentimiento por el imperio incaico, raza de la cual orgullosamente venimos. De repente ‘Aldito’ quería que Verónika le hable en italiano para hacerle recordar la tierra de la mafia siciliana y de la camorra napolitana por apellidarse Mariátegui. Apellido que sí pudo lucir con orgullo su abuelo José Carlos Mariátegui.

Por último, nos queda decir que Aldo Mariátegui es parte de la derecha bruta y achorada  (DBA) de este país, que no soportan que otros conciudadanos piensen diferente y que tengan propuestas alternativas al modelo económico actual. Eso es antidemocrático y que lo soporte el que pueda aguantarlo.

 

Hasta la próxima.

Alejandro Ramírez Merino

Comunicador y Consultor Político

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here